7 Trucos que las Empresas de Cosméticos Utilizan para convencerte

7 Trucos que las Empresas de Cosméticos Utilizan para convencerte

La industria cosmética utiliza varios trucos en sus anuncios y en los envases de los productos para tratar de convencerte de comprar. Pero será que las ventajas anunciadas son significativas? Aprende a defenderse!

Publicidad

Vea a continuación algunas de las expresiones utilizadas por las empresas. Estas expresiones tratan de inducir al consumidor a creer que el producto tiene sus ventajas pero, como se verá, no son formas de tratar de convencer al consumidor descuidada…

7. “Dermatologicamente Probado”

Solo por que un producto ha sido testado dermatologicamente, no significa que él sea recomendado por los dermatólogos. Por cierto, “dermatologicamente probado” es una frase sin sentido, que tratan de mostrar una ventaja que no existe: a fin de cuentas, todos los productos para ser comercializados de forma legalizada necesitan ser dermatologicamente probados.

6. “un pH Equilibrado”

Productos para la piel y el pelo muchas veces se anuncian como “un pH equilibrado”, en un intento de mostrar a los consumidores que el producto es menos irritante o que funciona mejor. La verdad es que cualquier producto decentemente formulado (esto es, en un laboratorio especializado), se realiza en una gama de pH que sea compatible con la piel y el cabello. El consumidor nunca va a notar la diferencia entre un producto de “un pH equilibrado” y un “común”.

5. “Factor de Protección Solar”.

Es muy bueno que las empresas estén agregando el factor de protección solar (FPS) en diversos productos, como el maquillaje, por ejemplo. Sin embargo, hay dos formas de protección solar: la física y la química. La física es la protección que usted probablemente sabe, aquella que bloquea y refleja los rayos UV. La protección química, sin embargo, absorbe los rayos y crea radicales libres dañinos para la piel. Como no es fácil identificar qué tipo de protección el producto ofrece, es bueno estar atento: solo por que un producto se anuncia que tiene factor de protección solar, no significa que usted esté segura y libre de efectos secundarios. Por eso, al comprar un filtro solar, asegúrese de que si él tiene un factor de protección UVA y UVB.

4. “Fórmula Probada”

Los profesionales de marketing saben que la expresión “probado” es bastante fuerte, ya que hace que las personas automáticamente piensen “este producto funciona”. La verdad es que la tal “certificación” de la fórmula está dada por la propia empresa, y no por ningún órgano externo competente. Así, la expresión “probada”, en este contexto, no quiere decir muchas cosas: la eficacia del producto sigue siendo una mera cuestión de confiar o no en la marca. Y que marca habla que su fórmula no funciona, no es el mismo?

3. “Ayuda a…”

Sería ilegal para una marca anunciar que un producto que resuelve un determinado problema directamente, cuando en realidad no resuelve ese problema. Sin embargo, es perfectamente legal anunciar que un producto “ayuda a” resolver un problema. La palabra “ayuda” es lo suficientemente vaga para que no haya el compromiso con los resultados. Así que cuidado: muchas empresas utilizan esta expresión cuando quieren afirmar algo que no pueden probar.

2. “Para un mejor resultado, utilice la línea completa”

Algunas personas creen que los productos fabricados por diferentes empresas son, de cierta forma, “incompatibles”. O sea, si, por ejemplo, se utiliza el champú de la marca, debería de usar el acondicionador de la misma marca. La verdad es que cada categoría de productos se utiliza básicamente los mismos ingredientes básicos, y varían sólo en aromas o detalles poco importantes. Además, cada producto tiene su punto débil y fuerte, así que lo mejor es siempre variar y mezclar marcas!

1. “Producto Natural”

De acuerdo con la legislación, para que un producto pueda ser llamado “natural”, sólo que una parte de la composición de la fórmula sea natural. Y el resto de la fórmula? Puede estar compuesto de los productos químicos más agresivos, y aún así el producto se ajusta a esa categoría. Para empeorar la situación, no hay consenso sobre lo que la palabra “natural” significa: algunas empresas dicen que si un producto viene de origen natural, ya puede ser llamado natural (aunque sea modificado químicamente más adelante). El hecho es que las empresas añaden esa expresión en sus envases para dar la impresión de que los productos son más seguros, lo que no siempre es verdad.

En fin, sólo para dejar bien claro: cuando una empresa utiliza estas expresiones en su embalaje o en los anuncios, no significa que la marca esté con mala fe. Puede ser que el producto, de hecho, sea bueno. Pero es importante conocer y estar consciente de estos trucos, ya que son muy utilizados para tratar de dar ventajas y convencer al consumidor. Sea consciente y tome sus decisiones de compra, por los méritos del producto o de la marca, sin dejarse llevar por los trucos!

Comments

(0 Comments)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *