Ajo y cebolla — la pareja perfecta para su salud!

El ajo y la cebolla — la pareja perfecta para su salud!

Investigaciones han demostrado que el ajo y la cebolla traen numerosos beneficios a la salud. Entre sus principales ventajas, la doble es capaz de reducir la formación de un cálculo biliar. Un estudio realizado con roedores confirma que la combinación de ajo-cebolla aumenta la producción de dos enzimas responsables de bajar los niveles de colesterol — y casi el 80% de las piedras en la vesícula son formadas por este tipo de grasa. Para llegar a esta conclusión, los científicos compararon dos grupos de conejillos de indias. Entre los animales alimentados con una mayor cantidad de ajo y la cebolla, hubo una reducción de hasta el 30% en la incidencia de los cálculos.

Publicidad

Y los beneficios no terminan ahí. Una dieta rica en ajo y la cebolla también es un arma indispensable en la lucha contra el cáncer de próstata.

El ajo y la Cebolla contienen muchos Nutrientes

Entre los coches jefe nutricionales de la cebolla y del ajo está el selenio, un antioxidante que fortalece el sistema inmunológico y aleja el riesgo de tumores. Los dos son también ricos en vitamina C, otro agente antioxidante que combate las infecciones y aumenta las defensas de nuestro organismo. Además, el ajo y la cebolla tienen buenas dosis de vitaminas del complejo B, importantes para combatir el estrés y el desánimo.

Ayuda a Prevenir el Cáncer

El beneficio se da gracias a una sustancia llamada alicina, un compuesto sulforoso presente en estos alimentos, sino que sólo se forma cuando son molidos. Esta sustancia previene la activación de las nitrosaminas, compuestos químicos cancerígenos encontrados principalmente en incrustados en la carne, como la carne.

Combate los Resfriados y la Gripe

Con ellos, las vías respiratorias se mantienen abiertas y descongestionadas. El ajo y la cebolla son ricos en sustancias antiinflamatorias, antivirales, antiparasitárias, antibacterianas y antifúngicas, entre ellas la propia alicina. Por eso, es un gran remedio para alejar la gripe, resfriados e infecciones en general. El ajo reduce y ayuda a diluir el moco en los pulmones, que es eficaz contra la tos persistente y bronquitis, pudiendo ser consumido junto con antibióticos. Además, la doble contiene vitaminas A, C y e, nutrientes que refuerzan el sistema inmunológico.

Control de la Diabetes

Quien sufre con la diabetes y con las altas tasas de azúcar en la sangre puede valerse de esta doble para controlar las tasas. La cebolla carga una sustancia llamada glucoquinina (especie de insulina vegetal) que, si se consume, ayuda en el control de la diabetes. Para una mejor absorción de la glucoquinina, el individuo puede consumir la cebolla golpe en jugos naturales, ya que se libera esta sustancia cuando es machacada. La cebolla puede ser añadida a otras recetas de jugos con vegetales, incluso, como naranja, rúcula, zanahoria, mezclas ricas en vitaminas y nutrientes.

Poder Antioxidante

No es de extrañar que la cebolla protege al organismo de enfermedades y del envejecimiento prematuro. Ella es muy rica en bioflavonoides, la quercetina, que son sustancias antioxidantes capaces de barrer los radicales libres de las células. Este mismo componente se encuentra en la manzana. Sin embargo, el poder de absorción de la quercetina por nuestro cuerpo es un 30% mayor con la ingesta de la cebolla.

Resumen de los Beneficios del Ajo y la Cebolla

El ajo y la cebolla — la pareja perfecta para su salud!

  • Ayuda a combatir las infecciones bacterianas, viróticas y fúngicas
  • Aumenta la longevidad
  • Reduce los riesgos de infarto
  • Favorece el buen funcionamiento del sistema inmunológico
  • Reduce la glucosa de la sangre
  • Reduce el colesterol LDL (malo)
  • Aumenta el colesterol HDL (bueno).
  • Combate las bacterias y los virus
  • Previene la arteriosclerosis
  • Ayuda en la prevención del cáncer
  • Mejora la calidad de vida

Para que los beneficios sean visibles, el consumo de ajo y cebolla debe ser diario.

Ajo

El uso continuado previene el cáncer en el tracto gastrointestinal y enfermedades cardíacas. Para las personas soropositivas, que con frecuencia presentan alteraciones en el colesterol y triglicéridos, este alimento tiene un papel fundamental en la dieta diaria.

El ajo es un antiviral, antioxidante (previene el envejecimiento por exposición al sol, combatiendo los radicales libres) y tiene acción antibiótica, especialmente contra las bacterias Hlicobacter pylori, que puede causar gastritis y úlceras. Además, cuenta con Argina, un aminoácido cuya principal función es la de estimular el sistema inmunológico.

Cómo Consumir el Ajo

Un diente de ajo por día molido o machacado. El ajo se puede utilizar para cocer alimentos. Pero no deje que se queme, porque así no pierde sus propiedades. Colocar un diente de ajo en la olla de arroz, segundos antes de que el arroz esté listo da un sabor especial a la comida.

Otra sugerencia es poner un diente de ajo dentro del bote de aceite de oliva que se utiliza diariamente en ensaladas. O bien, usted puede machacar un diente de ajo en una taza de 200 ml de agua, dejar actuar por unas horas y luego tomar el agua. Un santo remedio!

Cebolla

La cebolla es un antioxidante, antiinflamatória, evita el aumento del colesterol, reduce los niveles de triglicéridos y estimula el sistema inmunológico. Llena de diversos agentes anticancerígenos, está específicamente asociada a la inhibición del cáncer de estómago. “Adelgaza” la sangre, disminuye el colesterol malo, aumenta el colesterol bueno, además de combatir el asma y la bronquitis crónica.

Cómo Consumir la Cebolla

Cuando climatizada, la cebolla no pierde sus propiedades — sólo se debe tomar cuidado para no quemarse, o cocer demasiado.

Entonces, incluya como condimento obligatorio en sus comidas. Asada en el horno o en la parrilla, es una delicia. Como la cebolla es rica en azufre, personas con tendencia a tener gases deben consumirlas con moderación.

Comments

(0 Comments)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *